Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
east-side-galley-grafiiti-breznhev-trozo-muro-berlin

Breve Historia de El Muro de Berlín

Breve Historia de El Muro de Berlín

east-side-galley-grafiiti-breznhev-trozo-muro-berlin ,

El Muro de Berlín: la increíble y dramática materialización de la división ideológica de Berlín en el siglo XX

Quien visita Berlín suele interesarse por saber la historia de El Muro de Berlín. Después de todo se trata de una de las estampas por las cuales la actual capital alemana fue reconocida durante más de treinta años en el siglo XX. Y no menos importante, se trata del símbolo por excelencia de lo que se conoció como la Cortina de Hierro y la Guerra Fría. 

En este post voy a contarte algunos de los datos e historias más importantes del Muro de Berlín que te ayudarán a entender qué fue el muro de Berlín, por qué se construyó y cómo se produjo su caída. 

Si visitas a Berlín y deseas conocer en vivo y directo lo que ha quedado del muro como memorial, su historia y cómo vivían los alemanes del otro lado del muro, te invito a que realices con nosotros la Visita Guiada de Berlín Oriental o bien el Tour Privado Berlín Total con el Muro, en los que caminaremos por las calles del antiguo Berlín del Este y profundizaremos en la historia del Muro. 

Después de este breve espacio publicitario vamos con lo prometido.

 

¿QUÉ FUE EL MURO DE BERLÍN?

El Muro de Berlín es el nombre que se le dio a una serie de edificaciones que separaron durante 28 años a los berlineses orientales de los occidentales y a Berlín occidental del resto de Brandenburgo. Este muro es el símbolo más importante de la Guerra Fría que a su vez partió el mundo en dos bloques ideológicos.

Durante décadas el mundo liberal encabezado por los EEUU y el mundo comunista bajo el liderazgo de la Unión Soviética combatieron por la hegemonía mundial. Lo hicieron desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta la caída del Muro de Berlín en el año 1989. En otras palabras, tanto el inicio de este proceso, como su final estuvieron íntimamente ligados a la capital de Alemania. Aquí el cemento, las alarmas y perros, los soldados y los disparos separaban a dos sociedades que apostaban por caminos distintos para desarrollarse.

Ahora bien, el hormigón, los kilómetros de alambres de espinos, las torres de vigilancia y los sistemas de autodisparado no solo separaron dos mundos políticos, sino a personas concretas. Miles de berlineses  quedaron separados de sus padres, hermanos, parejas o amigos. 

Yo mismo conozco varios casos, algunos de ellos en mi propia familia. Uno de mis tíos y dos tíos de mi mujer escaparon de Berlín Oriental por el Muro y todos ellos dejaron parte de sus vidas y a gente que amaban.

Fragmento del Muro en Leipziger Platz

¿CÓMO SE DIVIDIÓ BERLÍN? LA FRONTERA URBANA

Alrededor de 160 km. de frontera separaron durante 40 años Berlín Occidental de la República Democrática Alemana (RDA). Un país cuyo nombre era engañoso, porque de democrática tenía poco. Era una dictadura en toda la regla, con presos políticos, con un control férreo de la opinión pública y los medios y con un liderazgo político que no se podía cuestionar abiertamente.

Un tercio de los 160 kilómetros  de esa frontera recorrían la frontera urbana. La línea de división siguió la frontera de los barrios del Berlín de antes de la guerra. De esa manera se separó los siguientes barrios de Berlín (de norte a sur) :

  • Pankow (que fue el barrio en el que al principio se instaló el gobierno comunista) de Reinickendorf (un barrio cuyo origen está a principios del siglo XX y que alberga entre otras cosas la ciudad blanca, un conjunto arquitectónico que patrimonio de la UNESCO).
  • Prenzlauerberg (un barrio obrero del siglo XIX que se destacó por sus cervecerías) de Wedding  (hoy parte de Mitte y uno de los barrios con más inmigrantes).
  • Mitte de Tiergarten (Hoy ambos junto a Wedding conforman Mitte como distrito administrativo).
  • Kreuzberg de Friedrichshain (hoy son un solo distrito, el primero también conocido como el Barrio Turco y el segundo muy popular entre los más jóvenes como zona de salida nocturna).
  • Neukoelln (probablemente el barrio más ecléctico con las diferencias arquitectónicas y sociales más fuertes de Berlín) de Treptow (un barrio con muchas áreas verdes dónde se encuentra el monumento al soldado soviético).

BERLÍN OCCIDENTAL: UNA ISLA EN MEDIO DEL MUNDO COMUNISTA

Cuando se habla del Muro de Berlín generalmente se tiene en mente esta frontera urbana. Pero también hay que recordar que Berlín Occidental estaba  separado por una barrera física de aquellas zonas de campo de Alemania del Este que la rodeaban.  En Berlín occidental la rosa de los vientos no servía para mucho, porque en todas las direcciones era el este.

Por eso, por ejemplo, Potsdam tenía también un fragmento del Muro, ya que se encuentra próxima a Berlín por el sudoeste.  Alrededor de 100 kilómetros constituían la frontera entre el actual estado Federal de Brandenburgo y los barrios de Berlín Occidental. Ahí también estaba entonces el Muro de Berlín. 

Tan solo tres barrios berlineses occidentales no tenían frontera con el mundo comunista:

  • Charlottenburg (El barrio elegante alrededor del Palacio del mismo nombre).
  • Wilmersdorf  (Hoy parte del distrito de Charlottenburgo y durante unas décadas conocido como el hogar de muchas viudas de la guerra).
  • Schöneberg (hoy fusionado con Tempelhof y el barrio LGTB por excelencia de Berlín y eso desde hace más de 100 años).

     

¿POR QUÉ SE CONSTRUYÓ EL MURO DE BERLÍN?

“Rusia está cerrando una cortina de hierro” afirmó Konrad Adenauer, el futuro Canciller de la República Federal de Alemania en el año de 1945. Su percepción era que Stalin no tenía intención alguna de que nadie, que no fuese él mismo y su gobierno, pudiesen influir en la zona de Europa que había sido liberada del nazismo por los soviéticos y que estos administraban -en teoría- de manera transitoria.

En efecto, el Muro de Berlín terminó siendo parte de esa  Cortina de Hierro o Telón de Acero, que es como el mundo occidental denominaba la frontera con el mundo comunista. 

El rompimiento definitivo entre los aliados occidentales y la Unión Soviética se produjo entre 1948 y 1949. Para Berlín significó el inicio de otro período doloroso de su historia. Todo empezó con el bloqueo de Berlín Occidental y el puente aéreo que organizaron los aliados occidentales para poder mantener esa isla liberal en el territorio „enemigo”.

La frontera entre los dos mundos ideológicos liberal y comunista estuvo compuesta por miles de kilómetros de alambres de espinos, muro, campos minados y otros elementos para impedir la migración desde el mundo comunista al occidental. Tan solo en Alemania esta frontera física tenía más de 1400 kilómetros.

El motivo del cierre físico de la frontera en Berlín es relativamente sencillo: El gobierno comunista tenía que detener la fuga masiva de cerebros que se estaba produciendo. Millones de alemanes jóvenes, muchos de ellos calificados, abandonaron su país rumbo a occidente. El lugar en el que esa migración era más fácil para los jóvenes era Berlín. 

Cerrar el muro fue un acto de poder e impotencia, por partes iguales. Un acto arbitrario impuesto con tropas y tanques que mostró al mundo que el bloque socialista no podía hacerle a sus ciudadanos una oferta atractiva. Muchos de ellos preferían comenzar de cero en otra parte que seguir en su país.

 

CÓMO Y DÓNDE EN BERLÍN SE RECUERDA LA HISTORIA DEL MURO

De los 160 kilómetros del Muro de Berlín, hoy quedan de pie menos de 2 km. Ya el año 1990 antes de la reunificación alemana el gobierno de la RDA decidió destruir el Muro. Rápidamente lo que había sido durante décadas la „franja de la muerte“ comenzó a ser conquistado por los berlineses y convertido en parte de la ciudad.

Hoy quedan muy pocos fragmentos del Muro de Berlín. Los más importantes son:

  • La East Side Gallery: el fragmento más largo, 1,3 kilómetros del Muro de Berlín con los graffitis más famosos.

  • El Memorial del Muro de la Bernauer Strasse. Una reconstrucción en el lugar original.

Con excepción del primer fragmento que fue “adoptado” por la fundación a cargo de la Topografía del Terror todos los otros fragmentos están a cargo de una fundación dedicada a mantener viva la memoria con relación a la historia del Muro de Berlín.

El fragmento en la Niederkirchnaerstrasse es el único que está en el lugar original en el estado en el que lo dejó la gente después de la apertura de la frontera. Al estar muy céntrico, fue uno de los fragmentos que los Mauerspechte atacaron („los pájaros carpinteros del muro“ es el término que se utilizó en Berlín para denominar a quienes armados de herramientas domésticas comenzaron a destruir el Muro por su cuenta). 

En este pedazo del Muro de Berlín uno puede imaginar la rabia que se le tenía a esta edificación y la euforia que produjo su caída.

La East Side Gallery es el fragmento más popular. El motivo son las más de 100 pinturas que lo decoran y que fueron pintadas el año de la reunificación. Este pedazo del Muro de Berlín se encuentra paralelo al río Spree y miles de visitantes lo recorren completo. 

El graffiti más conocido es el que muestra el beso entre Leonidas Breschnew y Erich Honecker (imagen de portada de este post).

El Memorial de la Bernauer Strasse es el lugar central de recuerdo del muro. En lo que fue la Franja de la Muerte se han instalado exposiciones, se ha documentado detenciones y hay la posibilidad de visitar un centro documental.

Finalmente está el parlamento de los árboles. Es la obra de un artista berlinés que quiso convertir este símbolo de muerte, dolor y separación en un espacio dedicado a la paz y la libertad. Es una instalación artística que incluye además de los fragmentos del muro otros elementos del aparato fronterizo. Se encuentra al lado del río Spree a unos metros de los edificios del parlamento alemán.

 

TORRES DE VIGILANCIA DEL MURO

Además del muro propiamente dicho quedan algunas torres de vigilancia:

  • Torre de Vigilancia de la Potsdamer Platz: Escondida entre edificaciones nuevas y a unos pasos de nuestro punto de encuentro se halla la única torre de vigilancia de hormigón de la primera generación. Se encuentra administrada por una iniciativa privada y es posible visitarla pagando una entrada.

  • Torre de Vigilancia Pushkinallee: Ubicada en la frontera entre el Barrio de Kreuzberg y el Barrio de Treptow muy cerca al monumento al Soldado Soviético se encuentra esta torre de 1963 que hoy es administrada por una iniciativa privada (ocasionalmente hay exposiciones)

  • Torre de Vigilancia Kieler Strasse: Esta torre fue administrada por años por el hermano del primer hombre que fue asesinado en el Muro de Berlín.
 
 SABER MÁS SOBRE EL MURO DE BERLÍN

Sin duda, conocer lo que aún queda del Muro de Berlín y su historia es asignatura obligada de todo viajero que pase por Berlín. Ya sea en una visita guiada o sencillamente visitado por cuenta propia, no dejes pasar la oportunidad de profundizar en su fascinante historia, que no es otra que el reflejo de la historia mundial de una parte muy importante de la segunda mitad del siglo XX.

Para saber más sobre el Muro de Berlín puedes escuchar el podcast de una entrevista radial que me hicieron desde Radio Televisión Española (RTE) para el programa “Esto Me Suena. Las tardes del ciudadano García” sobre, precisamente, el Muro de Berlín, en febrero de 2018. Dura 12 minutos.

Y cuando visites Berlín, no olvides que puedes profundizar en la historia del muro realizando conmigo u otro guía de ViveBerlín Tours la visita guiada abierta al público del Tour del Berlín Oriental, o bien, para disfrutar de una experiencia más personalizada y exclusiva, el Tour Privado Berlín Total: el Centro y el Muro.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*