Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
Blog thumbnail

Treptower Park (Monumento Soviético)

Treptower Park (Monumento Soviético)

Blog thumbnail ,

El Monumento soviético en Treptower Park: uno de los más impresionantes en Berlín y también uno de los más desconocidos

En el punto más oriental del anillo del S-Bahn berlinés, allí donde el río Spree se cruza con el Ring, escondido entre frondosos árboles y alejado de los circuitos turísticos se encuentra uno de los monumentos de Berlín más espectaculares. 

Es el Monumento conmemorativo soviético en Treptower Park, un conjunto concebido y realizado por el arquitecto soviético Yákov Belopolski, el escultor Yevgeni Vuchétich, el pintor Anatoli Gorpenko y la ingeniera y escultora Sarra Valerius.

 

 

EL MONUMENTO SOVIÉTICO EN TREPTOWER PARK: UN CEMENTERIO DEDICADO A LOS CAÍDOS

Si hay algo que fascistas y stalinistas tuvieron en común es la capacidad de construir monumentos que con su grandilocuencia nos impresionan. A veces incluso nos conmueven. Un ejemplo innegable de ello es el Monumento del Treptower Park

Este impresionante monumento es a su vez un cementerio militar, en el que se encuentran enterrados los restos de entre 5.000 y 8.000 soldados soviéticos, caídos durante la terrible batalla de Berlín en la que murieron más de 80.000 soldados del Ejército Rojo. 

El conjunto entero ocupa una extensión de 10 hectáreas y forma una triada soviética Junto con el Monumento en el parque Tiergarten (cerca del Reichstag) y de Schönholzer Heide en Pankow. Además, forma parte de un tríptico junto con el Memorial Recto – Verso de Magnitogorsk y la estatua La Madre Patria en Volgogrado, ambos en Rusia.

La parte central del monumento es el mausoleo, que está coronado por la enorme estatua en bronce de 70 toneladas de peso y 12 metros de altura de un soldado soviético. Este soldado porta en su mano derecha una espada con la cual ha destruido una esvástica nazi, y en su brazo izquierdo carga con una niña.

El soldado mira hacia Occidente con expresión segura y desafiante. Es la representación misma de la victoria soviética frente al Nacionalsocialismo. Es el inicio de una nueva era para Alemania y toda Europa.

Durante décadas fue uno de los lugares más importantes para la celebración de actos oficiales y de memoria en la República Democrática de Alemania (Alemania Oriental). Hoy en día se celebran allí  anualmente dentro del recinto del monumento, cada 8 de Mayo (día en que se firmó en Karlshorst, Berlín, la rendición incondicional de Alemania, un acto conmemorativo con ofrendas florales organizado por la Liga de Antifascistas en Treptow.

 

 

UN MEMORIAL PENSADO PARA LA ETERNIDAD

El ingreso al memorial se realiza a través de dos portales de granito. Ambos están decorados con simbología comunista y portan inscripciones en alemán y ruso que refieren al heroísmo de los soldados que dieron sus vidas al liberar Berlín del nacionalsocialismo. 

A través de ellos accedemos a un ante patio donde nos encontramos con la estatua de la Madre Patria (Mutter Heimat) que pena por sus hijos muertos durante la guerra.

Desde la estatua podemos ver toda la perspectiva del monumento: en un primer plano dos enormes banderas de la URSS de granito rojo ante las cuales podemos ver dos soldados arrodillados (uno mayor, el otro joven) en actitud solemne, y al fondo la gran estatua que marca el emplazamiento del mausoleo.

Conforme ascendemos la cuesta y llegamos a la altura de las banderas de la URSS con su hoz y martillo, podemos ver el resto del monumento en toda su grandeza. Tanto a derecha como a izquierda vemos ocho enormes sarcófagos blancos (y en total dieciséis, tantos como repúblicas había en ese momento en la URSS) con citas de Stalin en letras doradas.

Sobre cada sarcófago se ha esculpido una escena diferente que narra los diferentes momentos de la “Gran Guerra Patriótica” que venía de acabar: la invasión alemana, la retirada de la población a los bosques para resistir al enemigo, la organización de las milicias, la entrada en acción del Ejército Rojo guiado por el espíritu de Lenin, el avance sobre la Alemania nazi, el sufrimiento de la tropa, y finalmente el triunfo y la muerte heroica. 

Entre ambas hileras hay grandes superficies de césped, bajo las cuales yacen los cuerpos de los soldados soviéticos, y al fondo se encuentra el mausoleo.

 

 

EL MITO DETRÁS DEL MONUMENTO SOVIÉTICO EN TREPTOWER PARK

Si bien el escultor de la enorme escultura del soldado, Yevgeni Vuchétich, siempre afirmó que la figura representada no estaba inspirada en ningún hecho real, en la RDA se impuso la versión de que se trataba de la representación de un soldado soviético, Nikolái Ivanovich Masalov, que salvó la vida de una niña alemana que vagaba por el Puente de Potsdam, cerca de la Potsdamer Platz,  durante la batalla de Berlín, en una parte de la ciudad que quedó sucesivamente Berlín Oeste.

Nikolai Iwanowitch Massalow, que murió en 2001 en Rusia, ha tenido dos lugares diferentes en Berlín donde se le rinde homenaje. Uno en Berlín Oeste, en el Puente de Potsdam, situado entre la Nueva Galería Nacional (Neue Nationalgalerie) y la Biblioteca Nacional Prusiana; el segundo en Berlín Oriental, aunque sin que su nombre figure en él.

 

 

 

OTRA FORMA DE CONMEMORAR

El Monumento soviético en Treptower Park es un excelente ejemplo de monumento al soldado desconocido y, de alguna manera una antítesis al Monumento de la Nueva Guardia. Una celebración del “ciudadano en armas” victorioso. Aquí se subraya que se es víctima de la guerra de manera voluntaria y que la muerte adquiere sentido al defender la patria y derrotar el Nazismo.

Este monumento es, junto con el cementerio militar de Niederschönhausen, el mayor cementerio militar soviético en Alemania, así como el monumento antifascista más grande de toda Europa occidental.

El mantenimientos y futuro de este monumento, así como de otros tantos en la antigua RDA, fue uno de los puntos de negociación del Tratado Dos más Cuatro para la reunificación alemana. Alemania se ha comprometido a garantizar la continuidad de sus presupuestos para mantenerlos, y debe solicitar la aprobación de Rusia en caso de querer realizar cualquier cambio en los monumentos.

 

 

 

CÓMO LLEGAR AL MONUMENTO SOVIÉTICO EN TREPTOWER PARK

– En S-Bahn: líneas S41, S42, S8, S9 y S85 (estación Treptower Park)

– En autobús: líneas 165, 166, 265 (parada Herkomerstr.)

– Con nosotros en el Tour Diario BERLÍN ORIENTAL Y EL MURO  o con el Tour Privado BERLÍN TOTAL II: EL CENTRO Y EL MURO

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*