Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
Blog thumbnail

Semana Santa en Berlín: ¿qué hacer?

Semana Santa en Berlín: ¿qué hacer?

Blog thumbnail ,

La Semana Santa en Berlín: sin duda uno de los mejores momentos para disfrutar la capital alemana

«La primavera es una verdadera resurrección, es un pedazo de inmortalidad». H.D. Thoreau

Venir a Berlín en primavera es asistir a una fiesta. Te recomendamos hacerlo. Podrás ser testigo de la transformación de la gente, la aparición de los colores y con suerte podrás tomarte una cerveza al aire libre.

Los días del año en los que más personas visitan Berlín son los de la Semana Santa. En casi toda Europa se celebra la Pascua con al menos un día feriado, el invierno queda atrás, las temperaturas suben y los gastos de diciembre quedan en el olvido. Grandes estímulos para que gente de toda Europa planifique visitar Berlín en estas fechas.

Por otra parte, en Alemania el Viernes Santo y el lunes después del Domingo de Resurrección son libres, con lo cual muchos alemanes aprovechan estos días para hacer pequeños viajes y uno de sus destinos favoritos es su capital.

BERLÍN AL INICIO DE LA PRIMAVERA: UN GRAN DESTINO

En Semana Santa muchos berlineses dejan la ciudad por unos días. Se marchan hacia sus lugares de origen a visitar a las familias. Piensa que de 2,5 millones de habitantes, tan solo 1 millón de berlineses son nacidos aquí. Te podrás imaginar que no todos están casados entre sí, así que muchos tienen que visitar a los suegros. Las carreteras, en especial aquellos que van hacia Alemania Occidental, se llenan esos días.

Muchos se van, pero al mismo tiempo llegan hasta 1 millón de visitantes. Y lo cierto es que para la mayoría de quienes vienen la Pascua no es otra cosa que el inicio simbólico de la primavera.

Las calles de la capital alemana se llenan de gente de todo el país y junto a ellos de miles de visitantes del mundo entero. Al ser una fiesta móvil (sin fecha fija en el calendario) puede caer todavía en tiempos más fríos (en marzo) o cuando las temperaturas ya son más agradables (en abril).  Lo que es una constante es que alrededor de la Pascua comienzan a florecer los parques y los jardines.

Berlín cambia de rostro para la Pascua. Los árboles muestran los primeros brotes y en las calles los tulipanes silvestres arrancan las sonrisas de los pasantes. Los primeros entusiastas toman por asalto las terrazas para beber una cerveza o para disfrutar de un helado.

El humor de los berlineses mejora con las temperaturas y es alrededor de estas fechas que la gente comienza a caminar sin encoger los hombros y mirar para el suelo. Como decía Goethe:

«A todos les gusta tomar hoy el sol.

Celebran hoy la resurrección del señor ,

porque ellos mismos han resucitado

VIAJAR A BERLÍN EN SEMANA SANTA: RECOMENDACIONES

Si uno viene a pasar la pascua a Berlín es importante saber que las temperaturas en Berlín serán mejores que en el invierno, pero que generalmente habrá mucho viento.

Traer ropa abrigada es una buena idea! Los alemanes suelen hacer sus largos „Osterspaziergaenge“ (paseos de pascua) por los parques o por el bosque, pero generalmente munidos de bufandas y gorras. Podrías ir a hacer uno, por el Tiergarten, o el bosque de Gruenewald. También visitar Potsdam puede ser una buena idea.

En la noche del sábado de pascua se puede ver en algunos parques berlineses hogueras. Se trata del fuego de Pascua o Osterfeuer. Se trata de una costumbre cuyas raíces están en el mundo pre-cristiano y que se ha mantenido a través de los siglos.

COMER EN BERLÍN EN PRIMAVERA

Como en muchas partes, algo que define las fiestas es lo que se come en ellas. Alrededor de la Pascua se ofrece en los restaurantes muchos platos con espárragos, uno de los productos regionales de Berlín que entusiasma a los locales.

Otra cosa que en Berlín nos encanta es un buen brunch. Combinar el desayuno con el almuerzo y disfrutar de tiempo con los amigos y la familia. Para Pascua hay una categoría de Brunch especial, el !Oesterbrunch!

Un plato que se popularizó después de la guerra y se suele comer en estas fechas es el «falso conejo». Se trata de un asado de carne picada que lleva en el centro huevo. Su nombre y el huevo nos puede servir para el siguiente punto de este post.

LOS HUEVOS DE PASCUA

Dicen que los papanoeles de chocolate que sobran de Navidad son reciclados en conejos para la pascua. Es mentira. Pero, ¿por qué conejos de Pascua? Si pasas un invierno en estas tierras, cuando llega la pascua estás a punto de perder la fe. Los días grises y el frío no parecen tener fin. Pero de pronto, aparecen en las praderas las flores. Entre esas flores de colores se ven algunas veces conejos. Es entonces que uno sabe que la vida continúa, que el invierno se acaba.

Desde el siglo XVII se sabe que en algunos lugares de Alemania había la costumbre de esconder huevos duros pintados de colores en los jardines o praderas. Los niños salían a buscarlos.

El huevo es desde hace siglos un símbolo de la vida y la fertilidad. Es de esa manera que en esta costumbre se reúnen varios símbolos de la vida. Los colores de los huevos hacen recuerdo a las flores. Los conejos son una señal del final del invierno. El huevo es un símbolo de la fertilidad.

En el siglo XIX la industria del chocolate descubrió esta costumbre para sí. Es desde entonces que es usual esconder huevos de chocolate para los niños el Domingo de Pascua.

BERLÍN EN PASCUA Y EN LA PRIMAVERA

Si vienes a descubrir Berlín en primavera o en Semana Santa podrás disfrutar de una ciudad que celebra el fin del invierno. Si bien las temperaturas pueden ser irregulares, ya es una época en la que hacer paseos puede ser una gran idea.

Una manera de conocer la ciudad esos días es hacer una visita guiada. La puedes hacer con nosotros en alguno de NUESTROS TOURS DIARIOS o, si lo prefieres, también podrás contratar para un tour privado, así tendrás un guía exclusivo para un paseo con tu pareja, tu familia o para tu grupo de amigos.

En vivo y en directo podremos contarte más sobre esta época del año tan fantástica y sobre nuestra ciudad. !Te esperamos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*