Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
La Topografía del Terror en Berlín

La Topografía del Terror

La Topografía del Terror

La Topografía del Terror en Berlín , ,

Conociendo la historia de los victimarios Nazis: la Topografía del Terror en Berlín

Los Nazis le dejaron a Berlín principalmente ausencias. Un lugar que lo ilustra muy bien es la Topografía del TerrorEstá en el centro de Berlín a muy pocos metros del Check Point Charlie. 

Se trata de un gigantesco solar dividido en un área en la que no crece nada y otro en la que se ha dejado a la naturaleza en libertad. En medio de este terreno se ubica un centro documental. Es un edificio que adopta los grises del suelo que lo rodea.  Su razón de ser es mostrar la historia de dos de las instituciones centrales del aparato represivo nazi: La Gestapo y las SS.

Sobre el terreno en el cual hoy se encuentran una edificación moderna y una serie de ruinas, se encontraban en la década de los años 30 y 40 los edificios que albergaron las centrales de estas dos organizaciones. Desde aquí que se planificó y organizó la muerte de millones de personas por motivos racistas y políticos.

UN LUGAR CON CARGA HISTÓRICA Y ARQUEOLOGÍA DEL PASADO INMEDIATO: BUSCANDO HUELLAS DEL NAZISMO

Pero la Topografía del Terror no es tan solo un lugar y una institución. También es un ejemplo de cómo el proceso de memoria histórica alemana comenzó desde la sociedad civil.

La Topografía del Terror se encuentra en la Niederkirchnerstrasse, una calle que lleva el nombre de Käthe Niederkirchner, una comunista alemana que luchó contra el nazismo y que fue asesinada por las SS.

Aquí se encontraba el cuartel general del GESTAPO, la policía secreta nazi y de las SS, así como las oficinas de Heinrich Himmler: ministro del Interior, Comandante en Jefe de las SS y director de la Oficina Central de Seguridad del Reich. En este lugar también se encontraba la Central de administración de todo el sistema de Campos de Concentración (IKL – Inspektion der Konzentrationslager), que posteriormente fue trasladada al Campo de Concentración de Sachsenhausen, cerca de Berlín.

Los edificios originales fueron dañados por la guerra y destruidos por completo en la posguerra. Durante muchos años este espacio estuvo casi abandonado.

En la década de los años 80 del siglo XX un grupo de voluntarios comenzó a realizar excavaciones en este terreno que se encontraba en el barrio de Kreuzberg.

  • Hacia el norte estaba por el Muro de Berlín. Desde aquí se podía ver uno de los edificios emblemáticos del Nazismo en Berlín. Aquel que albergó el Ministerio del Aire y hoy alberga al Ministerio de Hacienda.
  • Al oeste estaba la ruina del viejo museo de artes aplicadas. Fue reconstruido en los años 80 y hoy alberga un centro de exposiciones con el nombre de Martin Gropius.
  • Al sur y oeste había más solares  abandonados que comenzaron a ser urbanizados en ese entonces.

El objetivo de los jóvenes voluntarios era encontrar vestigios de los edificios que habían servido de oficinas para que Heinrich Himmler pudiese crear su sistema de terror.

Las ruinas dejadas por la guerra habían sido dinamitadas por los norteamericanos que no tenían un uso para ellas. La ciudad había dejado este terreno abandonado a su suerte entre otras cosas porque quedaba en la frontera, pero probablemente también por la carga histórica.

En los años 80 ya eran pocos los que sabían qué está dirección había sido sinónimo de represión y miedo en los años 30 y 40.  La calle que en su momento se había llamado Prinz Albrecht era parte de la franja de la muerte. Había dejado de ser parte de la conciencia colectiva de los berlineses hace mucho tiempo.

Las excavaciones fueron exitosas y se instaló una exposición a cielo abierto. En lo que fueron los sótanos de las edificaciones de antes de la guerra se pusieron una serie de paneles con fotografías y documentos. Era una exposición preparada por personas que querían recuperar la historia olvidada de este lugar.

DE LA PRECARIEDAD A LA INSTITUCIONALIZACIÓN: LA TOPOGRAFÍA DEL TERROR RECIBE UN EDIFICIO

La muestra abierta en 1987 tuvo mucho éxito. Con ella se despertó el interés de muchos berlineses y se inició una discusión sobre el futuro del terreno en la Niederkirchnerstrasse. Además quedó claro que era necesario que un lugar contase las historias de los victimarios de manera permanente.

La sociedad alemana llevaba ya 40 años de buscar un lenguaje de memoria para enfrentar el pasado nazi. Por un lado había que encontrar una forma para recordar a las víctimas y un ejemplo de ello fue la discusión sobre el Memorial a los Judíos Asesinados en Europa. Por otra parte, aquí en la Niederkirchnerstrasse, se trataba de recordar a los autores de los crímenes y de las instituciones que los habían organizado.

La primera exposición se había instalado como dije al aire libre. Era una solución provisional. Relativamente pronto se llegó a la conclusión de que era necesario un edificio. Uno de los retos era que la edificación tenía que intervenir lo menos posible en el espacio. Además se quería dejar la posibilidad del uso de las ruinas y no convertir el edificio nuevo tan solo en un museo.

En 1992 se creó una fundación cuya tarea era investigar la historia de los victimarios.  Se decidió construir un edificio para albergar una muestra permanente y a esta nueva institución. Después de más de una década con muchas discusiones y conflictos el 2007 se abrió el edificio actual al público.

LA EXPOSICIÓN: RADIOGRAFÍA DE LA REPRESIÓN Y DE LA MEMORIA

En la Topografía del Terror encuentras una muestra permanente en el interior del edificio y en las ruinas de los edificios van rotando diferentes exposiciones temporales. La muestra permanente cuenta la historia de la Gestapo y la SS. Su origen, su desarrollo, el papel que jugaron en la dictadura nacionalsocialista, pero también cómo las sociedades alemanas (RDA y RFA) enfrentaron el tema a nivel judicial y social. La exposición esta basada en fotografías y documentos que sirven para ilustrar las diferentes etapas.

Visitar la Topografía del Terror es una experiencia fuerte, porque aquello que se cuenta en la exposición nos enfrenta a los aspectos más oscuros de la dictadura nazi y de alguna manera a lo más terrible del mundo moderno.  

Un país acabó de alguna manera subordinado a lo que estas dos instituciones represivas planificaron e hicieron. Pocos de aquellos que participaron activamente de estos crímenes fueron perseguidos penalmente. Menos aún fueron condenados. Muchos de ellos, al igual que miembros de muchas otras instituciones alemanas que permitieron y colaboraron en la comisión de estos delitos arguyeron la obediencia. Quizás la mejor respuesta a ellos sea la de una filosofa alemana. Hannah Arendt dijo: «Nadie tiene derecho a obedecer!»

CÓMO LLEGAR A LA TOPOGRAFÍA DEL TERROR

  • Con metro líneas U2 Estaciones Potsdamer Platz o Mohrenstrasse y S1 estación Anhalterbahnhof.
  • Con autobús la línea M29 parada Wilhelm/ Kochstr.
  • A pié desde la Potsdamer Platz, desde el Checkpoint Charlie.
  • Con nosotros con nuestro Tour Berlín Indispensable o un Tour Privado.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*