Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
Blog thumbnail

El Verano en Berlín: vive la ciudad como un auténtico berlinés

El Verano en Berlín: vive la ciudad como un auténtico berlinés

Blog thumbnail ,

Berlín en verano: actividades que realizan los berlineses y que tú también puedes disfrutar en tus vacaciones en Berlín

Los berlineses sabemos que no existe un Berlín sino dos. Esta no es una referencia a la división de la ciudad ni a su Muro, sino a que hay un Berlín en invierno y hay otro totalmente diferente en verano.

Después del largo y nuboso invierno llega el buen tiempo, y en apenas un par de semanas, Berlín se transforma cual crisálida, desplegando sus colores, belleza y energía.

Así, las calles de Berlín se llenan de animación y actividad, de flores, de mercadillos, terrazas, conciertos, baños en los lagos, cines al aire abierto y mil otras cosas que hacer.

Berlín se torna todavía más infinito, poliédrico y vital. Es durante el periodo estival que todavía cuesta más decidir qué cosas hacer. Con la ayuda de esta selección que he preparado para los visitantes de nuestra ciudad, te explicaré algunas de las actividades propias de los berlineses durante el verano. Sin duda añadirá n un toque de autenticidad a tu viaje a Berlín.

VISITAR BERLÍN EN VERANO: RECOMENDACIONES

Antes de llegar a Berlín vale la pena informarse sobre el clima que hará en Berlín. Por lo general, incluso en verano hace falta dormir con un ligero edredón o una mantita. Es por ello que está indicado venir con par de chaquetas ligeras -sobre todo para cubrirse por la noche- y prever siempre crema solar y gafas de sol.

Si tu intención es venir en julio o agosto, atención: en Berlín puede llegar a hacer mucho calor, los lugares con sombra no siempre se encuentran a la vuelta de la esquina y los locales refrigerados no abundan. ¡En Berlín se puede sufrir un golpe de calor mucho más fácilmente de lo que piensas!

Ahora vamos a lo prometido, a continuación te indico varias de las mejores actividades para hacer al aire libre durante tus vacaciones estivales en Berlín.

VISITAR LOS PARQUES Y CANALES DE BERLÍN

Berlín es conocido por sus grandes y bellos parques. En verano se llenan de flores y de miles de personas que van a hacer deporte, pasear en bicicleta o a tomar el sol y a hablar con los amigos.

El periodo estival puede ser el momento ideal para perderse por el Tiergarten o por el Friedrichshain Volkspark. Sin embargo os propongo una lista de lugares menos clásicos y en barrios que no necesariamente pensáis visitar:

  • El Tempelhofer Feld -Tempelhofer Damm, 12101. Es el espacio verde más grande de Berlín. En sus 386 hectáreas de superficie se puede encontrar la terminal del viejo Aeropuerto de Tempelhof, pistas para correr, zonas verdes reservadas para la fauna, lugares donde hacer barbacoa -la actividad por excelencia en verano en Berlín- e incluso visitar un interesante proyecto de huerto urbano con una superficie de 5.000 m2, el Almende-Kontor. Esta enorme zona verde está al lado del Bergmannkiez, en Kreuzberg, y de Neukölln.  Visitar el barrio de Kreuzberg en verano es especialmente recomendada.
  • Garten der Welt, los Jardines del Mundo -Blumberger Damm 44, 12685-, son ideales para descubrir diez jardines diferentes en el pleno corazón de Marzahn, el Berlín Este. Con una extensión de 40 hectáreas, y rodeado por los enormes Plattenbau socialistas -edificios prefabricados-, este jardín inaugurado para el festejo de los 750 años de Berlín en 1987, te hará descubrir jardines coreanos, balineses, chinos, ingleses o italianos. Es además en lugar ideal para poder disfrutar de las ceremonias del té japonesas, chinas o coreanas y para degustar delicias asiáticas o italianas.
  • El Körnerpark es uno de los más bellos e íntimos jardines de Berlín con sus balaustradas y su fuente con forma de cascada. Situado en Neukölln, cerca de las calles más de moda y jóvenes de la ciudad, está este jardín que muchos berlineses tampoco conocen. Es perfecto para respirar un poco de tranquilidad, admirar la belleza de las exposiciones de arte que se celebran en este parque, escuchar música en directo, y para comer algo rico en su pequeño restaurante.

BAÑARSE EN LOS LAGOS Y DISFRUTAR DE PASEOS POR EL RÍO

El mar está muy lejos de Berlín, pero hay lagos, herencia de la Edad de hielo.  Tenemos muchos lagos  y algunos de ellos son realmente magníficos. Alrededor hay bosques, restaurantes y en ocasiones se puede hacer paseos en barca.

  • El lago de Wannsee -Wannseebadweg 35, 14129- es uno de los clásicos berlineses. Este es uno de los lagos más grandes de la ciudad. En sus orillas se encuentra el museo de la Conferencia de Wannsee -la “Solución Final”- y desde 1907 hay una extensa playa donde poder disfrutar del sol, de la arena, y del agua. También se pueden alquilar barcas para navegar por el lago y admirar los palacetes ribereños. Hay una isla con pavos reales y la villa y el jardín del pintor Max Liebermann. La playa de más de un kilómetro de longitud está acompañada por un tesoro de la arquitectura Neue Sachlichkeit de los años 1920. Además, al lado se encuentran las Wannseeterrassen, desde donde se puede disfrutar de las espléndidas vistas del lago y de una buenísima cocina germano-francesa.
  • Otro de los lagos más bellos es el Schlachtensee -Schlachtensee 1, 14129. Conocido por la calidad de sus aguas y rodeado de hermosos bosques. No sólo es el lugar ideal para refrescarse en sus aguas y pasear por la orillas o los bosques vecinos, sino que además es un buen sitio donde ir a comer -o comer un brunch-: la Fischerhütte -la cabaña del pescador- es reputada por su cocina alemano-austríaca y sus encantadoras vistas al lago.
  • El Müggelsee -Großer Müggelsee, 12589. Es el mayor lago de Berlín y posee tres playas diferentes donde ir a tomar el sol y bañarse: la playa de Müggelsee, la del Kleiner Müggelsee y la de Friedrichshagen. Es perfecta para poder hacer largos paseos en barca y visitar el palacio de Köpenick. Al lado se encuentra el barrio de Köpenick -como el palacio-, una parte del antiguo Berlín Este que casi no es visitado. En el Spree-Arche, un restaurante flotante, se puede degustar un rico pescado a la parrilla.

ASISTIR A CONCIERTOS, TEATRO Y BAILE

El arte también sale a la calle durante el verano. La oferta es casi inagotable, y hay desde fiestas y pequeños conciertos de barrio hasta conciertos de música clásica.

  • Uno de los mayores y más populares eventos estivales es la Fête de la Musique, que tiene lugar cada 21 de junio e involucra a más de cien músicos profesionales y amateurs por toda la ciudad. La ciudad se llena de música, bailes y ganas de vivir.
  • Generalmente en el mes de junio la Staatsoper de Berlín organizar una serie de conciertos gratuitos en la Bebelplatz, una ocasión única para disfrutar de la ópera bajo la bóveda estrellada. Una de las experiencias más espectaculares que podrás tener en Berlín.
  • A principios de julio se puede disfrutar de la música clásica -y en ocasiones algo de música de ópera y pop- en la espléndida plaza Gendarmenmarkt: bandas, solos y cantantes llenan el aire de belleza, en una de las plazas más hermosas y monumentales de la capital alemana.
  • Finalmente, para quien guste bailar, la mejor opción es la gran terraza a orillas del Spree del bar del jardín Monbijoupark: salsa, tango, swing o vals, todo se puede bailar en esta terraza mientras se toma una copa y se degusta una buena pizza del bar. Siempre habrá alguien dispuesto a bailar, poco importa si se es tímido o no se tiene mucha experiencia. En cualquier caso, las vistas sobre la Isla de los Museos durante la caída del sol ¡no tienen precio!

¡COMER HELADO!

Los alemanes son uno de los mayores consumidores de helado del mundo. Italia es conocida por ser la cuna y la maestra del helado. Sin embargo, en Berlín también se puede comer excelente helado. Aquí algunas recomendaciones para refrescarse y deleitarse durante tus paseos por la ciudad.

  • Fräulein Frost os refrescará y llenará vuestra papilas de maravillosos sabores de frutas. Estos helados artesanales están hechos con productos de alta calidad -y por lo general bio- y el local es ideal para refrescarse durante vuestro paseo por el mercadillo turco de Maybachufer o por las interesantes calles del norte de Neukölln.
  • Rosa Canina es una pequeña cadena de tres heladerías berlinesas que han conquistado el corazón de muchos berlineses gracias a su calidad excepcional y a sus originales creaciones como mango con maracuyá, sésamo negro, caramelo con fleur de sel o Moscow Mule. Una de sus heladerías está cerca del parque Friedrichshain Volkspark, otra dentro de la Markthalle Neun, en el barrio de Kreuzberg.
  • Eismanufaktur se cuenta entre las mejores heladerías de la ciudad. Poseen varias por todo Berlín, la más estratégica es la de la Auguststraße 63, en pleno corazón del Barrio Judío. Sus helados hechos con productos bio, van desde los clásicos helados de frutas, pasando por los sorbetes, para llegar hasta delicias como el helado de chocolate belga.
  • Para acabar Duo -Skalitzer Str. 82, 10997-, un local de helado siciliano que se ha convertido en una verdadera tendencia en Berlín. Importan los conocidísimos pistachos de Bronte, en Sicilia, y la deliciosa crema de avellanas del Piemonte. Entre sus helados se encuentran los clásicos: pistacho, stracciatella o vainilla, todos hechos con productos bio. Una clásica delicia, un viaje a Sicilia.

CINE AL AIRE LIBRE

En verano Berlín se llena de cines al aire libre -Freiluftkinos- donde puedes ver desde los clásicos a las películas más actuales. Por lo general hay subtítulos en inglés que te permitirán seguir la película sin problemas, y a menudo hay películas extranjeras. Los cines más recomendables son:

  • El Freiluftkino de Kreuzberg -Mariannenpl. 2, 10997- se encuentra en el patio del Kunstquartier Bethanien, una antiguo hospital okupado que hoy alberga varias galerías de arte, salas de reuniones y algunos bares y restaurantes.

  • El Sommerkino del Kulturforum cerca de la Potsdamer Platz -Matthäikirchplatz 4-6 10785- es ideal para disfrutar tanto de la brisa del Tiergarten como del séptimo arte rodeado de los modernos rascacielos de Berlín como de varios de sus más insignes museos.

  • El Freiluftkino Insel -Revaler Straße 99 10245- hará felices a los amantes de la fiesta y del arte urbano. Situado en el jardín de la famosa sala Cassiopeia, en el RAW -en el sur de Friedrichshain-, es un lugar genial para poder seguir la noche en un bar o comiendo en alguno de los puestecillos de comida que hay.

  • Para acabar la lista está el Freiluftkino del Rose Garden en el Weinsbergpark -Weinbergsweg 13 10119-, en Mitte. Está situado entre el Barrio Judío y Prenzlauer Berg, y el parque en sí es un lugar bellísimo, lleno de gente joven y con muchos lugares interesantes alrededor para cenar o tomar una copa, en el pleno corazón de la ciudad.

DESCUBRIR LOS BIERGARTEN

En Berlín se bebe cerveza tanto en invierno como en verano, como no podría ser de otra manera en esta parte de Europa. Los Biergarten son el equivalente estival de los mercadillos de Navidad en Berlín: los hay de todos los estilos, para todos los gustos, y no puedes perdértelos.

  • Al lado de la Embajada del Reino de España se encuentra el Café am Neuen See -Lichtensteinallee 2-. El lugar es bellísimo: dentro del Tiergarten y a un tiro de piedra de Kurfürstendamm, la gran avenida de compras, y la Iglesia Memorial al Káiser Guillermo I. El Biergarten está a orillas de un idílico lago, perfecto para tomar una cerveza bien fresca acompañada de alguna especialidad bávara.

  • El Biergarten Golgatha -Dudenstraße 40-64, 10965- es una de los más veteranos y famosos de la ciudad. Ideal tanto para desayunar, como para comer o simplemente tomar una refrescante cerveza por la noche escuchando la música de los DJs. Está dentro del Viktoriapark, uno de los más famosos y espléndidos jardines de Berlín en Kreuzberg.

  • Zollpackhof es un Biergarten muy “político”: está justo enfrente de la Cancillería, muy cerca de la Hauptbahnhof -estación central-, en la Elisabeth-Abegg-Str. 1. Es perfecto para tomar una cerveza y comer un buen Schnitzel después de visitar, por ejemplo, la cúpula del Reichstag, mientras se aprecian las bellas vistas del río Spree y del frescor del Tiergarten.

  • Y para acabar con la selección, el Prater, el veterano de los Biergarten. Fue abierto en 1837 y se encuentra en Prenzlauer Berg -Kastanienallee 7-9, 10435- y conserva las típicas largas mesas con bancos corridos. Ofrece una variedad bastante grande de platos fríos y calientes y a menudo hay un espectáculo en vivo. Sin duda, una buena opción que mezcla todo lo que se puede desear: belleza, arte y gastronomía.

Más que nunca durante el periodo estival Berlín es infinito. Espero que esta selección de actividades estivales sean de tu gusto.

Puedes conocer la fascinante historia de la capital alemana con las Visitas Guiadas de Berlín en español o reservando un Tour Privado de Berlín, nuestros guías estarán encantados de acompañarte en tu descubrimiento de la ciudad.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valoración*