Pulsa 'Intro' para buscar o 'Esc' para salir
Blog thumbnail

El Tiergarten de Berlín

El Tiergarten de Berlín

Blog thumbnail ,

El Tiergarten berlinés: un parque para viajar por el alma alemana.

El Tiergarten se extiende a lo largo y ancho de 210 hectáreas de parque en el corazón de Berlín. Se trata de  un inmenso bosque urbano que esconde jardines, monumentos y está lleno de praderas y sorpresas.

En él viven y anidan más de 40 tipos de pájaros; alemanes disfrutan del sol como dios los trajo al mundo en una pradera nudista, familias se pasean sonrientes por un jardín inglés y parejas enamoran a la vera de varios estanques. Te puedes pasar horas paseando por este espacio, encontrarte gente de lo más variopinta y siempre descubrir algo nuevo.

EL TIERGARTEN: EL PARQUE MÁS FAMOSO DE BERLÍN

Si bien el Tiergarten es la más conocida de las áreas verdes de Berlín, no son pocos los berlineses que solo la visitan cuando reciben visitas de fuera. Y es que si hay algo que tenemos en esta ciudad es que prácticamente todos los barrios de Berlín poseen magníficos espacios verdes, así que no hace falta desplazarse hasta el barrio de Mitte para poder disfrutar de un buen parque.

De hecho, Berlín es una ciudad con muchísima naturaleza: un tercio del área urbana son parques, lagos, canales o ríos. Tan solo en las calles de Berlín hay más de 430 mil árboles. Quien llega por aire, especialmente en verano, se sorprende al descubrir una ciudad que parece salir de un bosque.

Ahora bien, el Tiergarten puede no ser tan importante para los berlineses en lo cotidiano, pero es sin duda un espacio que por su historia y composición es emblemático. Desde el siglo XVIII ha sido un lugar de recreo para los habitantes de la capital de Prusia primero y de Alemania después.

Durante los años de la separación de Berlín por el Muro, los berlineses occidentales lo tuvieron para ellos solos y se encontraba al lado de la frontera. Desde 1989 ha vuelto a estar en el corazón del Berlín reunificado y otra vez es el parque más importante de la capital de Alemania.

EL TIERGARTEN, MUCHO MÁS QUE UN JARDÍN DE ANIMALES

El bosque es el paisaje alemán por excelencia. Los alemanes amamos nuestros bosques y muchas de nuestras tradiciones e historias tienen que ver con este espacio. En la época del romanticismo alemán en el siglo XIX se hizo un culto alrededor de la idea del bosque. Pasear a solas por él fue identificado como un pasatiempo eminentemente alemán. 

Los bosques típicos de la región en la que está Berlín están dominados por árboles perennes, no así el Tiergarten.  Aquí dominan los tilos y los robles, los arces, los plátanos y las castañas. Es por eso que es un lugar en el que el otoño es hermoso. El juego de colores de las hojas es magnífico. 

Pero también la primavera es encantadora. El verde fresco de las hojas se mezcla con los colores de las flores en las praderas y en los pequeños jardines que se encuentran entre los árboles. En el verano el parque es un lugar dónde uno puede tomar el sol en las innumerables praderas o buscar una sombra para recuperar fuerzas después de un paseo. Incluso en el gris invierno el parque es un refugio para descubrir la paz en medio de la ciudad y si está nevado es una fiesta para la vista. 

Más allá de la época del año y del clima en Berlín, el Tiergarten tiene su encanto.

UNA REINA SIEMBRA UN ÁRBOL: EL ROBLE AMERICANO DE ISABEL II

El Tiergarten es un espacio público que existe como tal desde hace más de 250 años y que originalmente estaba a las afueras de Berlín. Hoy es un oasis en su centro. 

Lo cierto es que el hecho de que esté ahí aún a día de hoy tiene algo de milagro. Durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial se quemaron muchísimos arboles. En la posguerra los berlineses talaron casi todos los restantes porque necesitaban leña. Tan sólo 290 árboles de los más de 200 mil son anteriores a 1945.

Después de unos años fungiendo de huerta para los hambrientos habitantes de Berlín, el parque fue recuperándose hasta ser lo que es hoy: uno de los jardines urbanos más grandes y hermosos de Europa. 

En 1965 la reina Isabel II de Inglaterra plantó el plantín de un roble proveniente de Windsor en el parque. De esta forma, veinte años después de que los bombarderos británicos dejasen de atacar la capital nazi, Isabel II (cuya familia es de origen alemán) plantaba un árbol de origen americano (no creo que haya sido una coincidencia) en este sector del parque que hoy se llama jardín inglés. Así se cerraba la restauración del Tiergarten  que se inició cuando el ministro de relaciones exteriores de Gran Bretaña Anthony Eden en 1952 sembró los dos primeros árboles.

Hoy el árbol de la reina se levanta robusto y lozano sobre los 20 metros de altura.  Se encuentra a pocos metros del monumento nacional a Bismarck, delante del edificio que albergaba el casino de oficiales británicos que hoy es un agradable restaurante.

UN PARQUE PARA DESCUBRIR ALEMANIA

Pasear por el Tiergarten a pie o en bicicleta (nosotros tenemos un tour para hacerlo) es un placer en todas las estaciones del año. Reconozco que en invierno puede ser algo tan solo para los más valientes, pero la verdad es que la variedad de colores, el juego de la luz con los árboles, los estanques y las praderas que conforman este gigantesco jardín son bellos los 12 meses del año.

Los monumentos, edificios e historias que alberga lo hacen un lugar ideal para contar la historia de Alemania y de la identidad alemana. Y no se trata tan solo de la Columna de la Victoria que se encuentra en su corazón hay muchos monumentos que embellecen el lugar y cuentan historias. 

Algunos ejemplos son los monumentos dedicados a:

    • los soldados soviéticos
    • los compositores Haydn, Mozart y Beethoven.
    • Richard Wagner en la avenida de las embajadas 
    • Goethe, el escritor más importante en lengua alemana 
    •  los Homosexuales asesinados por el nazismo
    • la Reina Luisa en la Isla del mismo nombre al sur del parque
    • Karl Liebknecht fundador del partido comunista alemán que fue asesinado en el Tiergarten

Además de ser un lugar para disfrutar de la naturaleza y de la historia hay en él lugares perfectos para beber una cerveza o comer algo sencillo.

LUGARES PARA TOMAR ALGO EN EL TIERGARTEN O ALREDEDORES

  • Haus de Kulturen der Welt: La cafetería de la casa de las culturas del mundo ubicada en la llamada ostra embarazada ofrece una mirada privilegiada sobre el rÍo Spree.
  • Café am Neuen See: Ubicado muy cerca de la estación del Zoológico en el extremo occidental del parque y al frente de la embajada de España, este jardín cervecero ofrece un grandioso ambiente desde la primavera hasta el otoño. En el invierno también hay la posibilidad de comer en el pabellón con el que cuenta.

CÓMO LLEGAR AL TIERGARTEN

Para comenzar un paseo en la parte occidental: estación de Metro Zoologischer Garten (U9, U2, S7, S5) Tiergarten (S7, S5).

Para comenzar un paseo en la parte oriental: parada Brandenburger Tor (S1, S2) o la Estación Potsdamer Platz (S1, S2, U2).

–  Autobús: los autobuses 100 y 200 te llevan por el parque y pueden servirte para acercarte a él.

–  A pie: desde Potsdamer Platz, Kultur Forum, Reichstag, Puerta de Brandenburgo, Iglesia de la Memoria.

– Con nosotros: tenemos un hermoso recorrido en bicicleta de tres horas por el parque o con el tour privado BERLÍN TOTAL I – DOS CORAZONES DE BERLÍN.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Valoración*